La espera ha sido larga, pero el sol brilla de nuevo en Pamplona. Quizás tardará un tiempo en recuperar el nivel que tanto hizo disfrutar al respetable, sin distinción de colores. No obstante, ver vestido de corto a Luis Ezequiel “Chimy” Ávila ya es una gran noticia para la Liga y para el fútbol en general.

El 24 de enero de 2020, el Chimy se rompía el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Posiblemente, el rosarino se encontraba en el mejor momento de su carrera. Se trataba de una pieza fundamental para Osasuna y marcaba la diferencia en un recién ascendido que se asentó en la zona noble de la clasificación. En sólo cinco meses de competición registró nueve goles -más dos en Copa- y dos asistencias.

A consecuencia de su baja, el conjunto rojillo pasó de promediar 1,3 goles/partido a 1 gol/partido a final de campaña; y, en este curso, 0,8 goles/partido. Incluso, su rendimiento era tan notable que, poco antes de su lesión, parecía que daría el salto al Barcelona para cubrir la ausencia de Suárez.

El comandante no desistió y en verano estaba listo para retornar. Pero la mala fortuna se cebó con él. Chimy se caracteriza por ser un jugador fuerte, aguerrido y astuto. Realiza una presión alta y constante y le gusta ir al choque. Estas cualidades también las ha mostrado en los entrenamientos. Precisamente, en una sesión previa al estreno de la presente temporada frente al Cádiz, se fracturaba el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Ese estilo de juego tan valiente e impropio de la época que provocó el reclutamiento masivo de “los soldados de Chimy” lo frenó en seco. Sin embargo, a un futbolista tan especial no se le puede detener; si no, no sería él.

Después de dos graves lesiones en tan poco tiempo, cualquiera se hubiese rendido o no hubiese tenido la suficiente fuerza mental para remontar la situación. Chimy no. El argentino está preparado para saltar al terreno de juego. Su equipo, su entrenador y su afición saben que con paciencia su papel será importante en la recta final de la temporada.

Tal vez, si aquel encuentro contra el Levante se hubiese desarrollado con normalidad, actualmente defendería otra entidad. Ahora, las suposiciones no sirven de nada. Chimy se ha labrado una nueva oportunidad y, con total seguridad, veremos su mejor versión. El Chimy Ávila está de vuelta.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here