Ya lo dijo Joaquín Sabina: «No hay ni una historia de amor que tenga un final feliz. Si es amor, no tendrá final. Y si lo tiene, no será feliz». La historia de amor entre James Harden y los Houston Rockets llega a su fin tras 9 años. Los rumores de la salida del escolta no cesaron y finalmente la bomba estalló la tarde del miércoles 13, irónicamente el número de Harden.

Una salida problemática:

Se sabía que Harden quería dejar la franquicia, no estaba cómodo con el equipo y no veía un proyecto que le interesara. Ha sido una especie de «caso Messi«, pero esta vez el jugador se ha ido de verdad. Pero esta salida ha sido problemática y polémica. Harden ha mostrado una actitud muy poco profesional y poco ética con sus compañeros y la franquicia: salidas a clubs de striptease (saltándose los protocolos anticovid de la NBA y multado con $50.000), su estado de forma más que cuestionable y problemas en el vestuario, como cuando le pegó un pelotazo a un rookie en un entrenamiento. Una conducta muy poco ejemplar que no ayuda en una temporada en la que los Rockets van a tenerlo muy duro, ya que están en plena reconstrucción, pero han encontrado un nuevo líder: John Wall.

HOUSTON, TX - DECEMBER 31: John Wall #1 and James Harden #13 of the Houston Rockets talk during the game against the Sacramento Kings on December 31, 2020 at the Toyota Center in Houston, Texas. (Cato Cataldo/NBAE via Getty Images)
John Wall y James Harden durante el encuentro contra Sacramento Kings. Fuente: Web Rockets.

«No somos lo suficientemente buenos. Yo adoro esta ciudad y literalmente hago todo lo que puedo, pero esta situación es una locura y no creo que se pueda arreglar»

James Harden tras la derrota ante los Lakers del martes


Tras las duras palabras, Harden fue inmediatamente apartado del equipo hasta que se formalizase el traspaso a otra franquicia. Stephen Silas lo confirmó durante el entrenamiento: «Sentimos que era lo mejor para el grupo y lo mejor para James no venir a la sesión».

Los Houston Rockets ya se han despedido del jugador con una foto en la que agradecen los 9 años en la franquicia y un vídeo repasando los mejores momentos de «la Barba» en Houston. Por su parte Harden ha publicado un vídeo en su Instagram acompañado de una carta de despedida en la que asegura no tener suficientes palabras para transmitir sus sentimientos.


«Houston, me diste la bienvenida sin garantías. Di un salto de fe y cambió mi vida y la de mi familia para siempre. Esta organización, esta ciudad me ha dado todo lo que podría pedir y más».[…] «La ciudad abrió sus brazos y me recibió como uno de los suyos y por ello estoy en deuda. Di mi mente, cuerpo y alma con la esperanza de traer la gloria a la ciudad. Me quedé corto y siempre estaré en deuda»


En deuda con la ciudad, por no haber logrado ningún trofeo en equipo, pero con un MVP debajo del brazo y muchas noches que han hecho que los fanáticos de este deporte nos llevemos las manos a la cabeza con sus números. Se despide así el que para muchos es el mejor jugador de su historia, por delante de Olajuwon, McGrady o Yao Ming. Harden merecía haberse ido antes del comienzo de la temporada, pero ha forzado su salida de una manera muy poco profesional y ha creado un aura muy negativa a su alrededor.

Quedamos a la espera de ver cómo cuaja Victor Oladipo en la plantilla, pero hay motivos para creer en estos Rockets, a corto plazo es difícil, pero el equipo con Wall, Oladipo, Cousins y Wood ilusiona a los fans de Houston. Eso sí, esta temporada va a ser muy dura y el objetivo de los Playoffs se complica con la marcha de un jugador que marca la diferencia.

Big Three en Nets:

Brooklyn Nets ha sido uno de los equipos que estaban al acecho del escolta, junto a Philadelphia 76ers. Pero Harden ha elegido la opción más competitiva: formar un Big Three en Nets junto a Kevin Durant y Kyre Irving. Un trío que a primera vista es imparable: el manejo de balón de Irving, el step-back de Harden y la versatilidad de KD, qué más se puede pedir.

Pero cuidado, los Nets tampoco están tan bien como podría parecer antes de que comenzara la temporada. Kevin Durant sigue a un gran nivel, es uno de los mejores de la liga, pero los resultados no están acompañando. Por otro lado tenemos a Irving, desparecido en combate, a lo Chuck Norris. El base lleva semanas sin aparecer por «motivos personales» y los Nets y la propia liga se están mosqueando con la situación ya que se ha filtrado un vídeo en el que se le puede ver en la fiesta de cumpleaños de su hermana, escena que nos recuerda a Neymar.

Ahora mismo los Nets tienen una plantilla más que competitiva y son muy candidatos para el anillo, pero sus estrellas tienen que sentar la cabeza y dejarse de rollos y hacer lo que mejor saben hacer: jugar a baloncesto.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here