La temporada regular de la NBA se acerca a su fin y, paralelamente, comienza el sprint que decidirá los galardones individuales del curso. El tan codiciado MVP sigue sin un dueño claro con menos de un mes por jugar, pero cinco candidaturas destacan sobre todas las demás.

Con Embiid fuera de la ecuación tras lesionarse del menisco de su rodilla izquierda (el pívot de los Sixers se ha perdido demasiados partidos como para ser elegible por normativa), lideran la carrera por el premio Nikola Jokić, Shai Gilgeous-Alexander, Giannis Antetokounmpo, Luka Dončić y Jayson Tatum.

A pesar de ser el cuarto en discordia en la última actualización de la clasificación oficial ofrecida por la NBA (publicada el 16 de marzo), Dončić está completando una temporada histórica y sus Mavericks han mejorado sensiblemente tras los movimientos realizados durante el trade deadline, por lo que podría decirse que está más cerca que nunca de competir hasta el final por embolsarse el premio.

Luka Dončić, un genio sin igual a nivel ofensivo:

Pese a que ya no nos coge por sorpresa, el esloveno ha vuelto a mejorar su producción respecto a la temporada pasada. En la presente campaña, Luka anota (34,1 puntos por partido) y asiste (9,8 asistencias cada noche) más que nunca, a la par que mantiene sus grandes cifras reboteadoras desde el puesto de base (nueve capturas por encuentro).

Para poner en contexto, la gesta del ex del Real Madrid, si echamos la mirada atrás en el tiempo en busca de jugadores que lograsen promedios de 34-9-9 a lo largo de la temporada regular, nos encontramos con la friolera de cero.

A los monstruosos números de Dončić los acompaña una sustancial mejora en la eficiencia, especialmente en los triples (ha mejorado su acierto en más de un 3% frente a la temporada pasada) y tiros libres (anota un 5% más de sus lanzamientos respecto al curso pasado), lo que engrandece más, si cabe, el mérito de su temporada.

Puede que jugadores como Embiid sean capaces de igualar su potencial anotador, y quizás Jokić sea ligeramente superior como pasador, pero nadie domina ambos registros como el ’77’ de los Mavs, que se ha ganado a pulso el ser considerado el mayor talento ofensivo del planeta.

La defensa de Dončić como principal ‘pero’:

Si bien es cierto que, en ataque, cumple todos los requisitos para optar al MVP, las dudas con Luka ‘Magic’ aparecen cuando se tiene en cuenta el impacto del jugador en los dos lados de la cancha. Y es que, de entre las cinco superestrellas que opositan al premio, el esloveno es el menos capaz, defensivamente hablando.

Lejos de ser una carga en defensa para su equipo, como le atribuyen sus detractores, la realidad es que Dončić es un defensor tirando a mediocre. En ningún caso será el encargado de contener al mejor anotador del oponente, pero sí posee buenos instintos (lidera a los Mavericks en robos por partido) y un físico imponente para su posición, que le convierte en un defensor capaz en el poste bajo.

Desde luego, no se trata de un jugador a tener en cuenta para los mejores quintetos defensivos de la temporada, pero el de Luka es un caso en el que su inmensa aportación ofensiva opaca con creces sus lagunas en defensa.

El éxito colectivo, un factor determinante:

Habiendo repasado los principales argumentos a favor y en contra de Wonder Boy como individuo, sólo queda hacerse una pregunta: ¿Es un equipo liderado por Dončić capaz de competir con las mejores plantillas de la liga? Se trata de una cuestión de difícil respuesta.

Guiándonos por los precedentes más recientes, el fiasco de no clasificarse para los playoffs la temporada pasada podría hacernos pensar que la respuesta debería ser negativa. Sin embargo, sería una negligencia sólo tener en cuenta el resultado más reciente, ya que una temporada antes, los Mavericks lograron llegar hasta las finales de conferencia en tan sólo el cuarto año de Luka Dončić en la NBA.

Con las principales bazas sobre la mesa, salta a la vista que Dallas ha sido capaz de sorprender tanto para bien como para mal con Dončić a los mandos, y la presente campaña no ha sido diferente.

Pese al titánico juego del esloveno, los Mavericks no han logrado afianzarse aún en los puestos de clasificación directa a las eliminatorias de postemporada y han coqueteado de manera constante con el Play-in. Sin embargo, tras hacerse con los servicios de P.J. Washington y Daniel Gafford durante el trade deadline, han dejado sensaciones mucho mejores en la pista.

Actualmente, los texanos son los séptimos clasificados de la Conferencia Oeste, un registro que resulta insuficiente para consolidar la candidatura de Luka Dončić al MVP si se lo compara con el de sus mayores rivales, que lideran a los dos combinados mejor clasificados de cada conferencia.

Por ello, en caso de querer dar opciones a su máxima estrella de llevarse el premio, los Mavs deberán apretar los dientes durante los 13 partidos que le restan a su fase regular.

Imagen principal: @dallasmavs.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí