El fútbol portugués se ha consagrado como una mina de talento y, sobre todo, de potencial ofensivo. Lisboa, con Benfica y Sporting, y Oporto poseen algunas de las mejores canteras europeas. Cada año, las cinco grandes ligas del Viejo Continente pescan en tierras lusas: Rubén Dias (defensa, pero su traspaso fue de 68M €, según Transfermarkt) Trincão (31M €), Fábio Silva (40M €) fueron los movimientos más importantes del pasado mercado estival. Casi 140M de euros en tres jugadores y en apenas dos meses. Igualmente, en la 2019/2020 se produjo otro fichaje histórico: el de João Félix.

Esta es una práctica frecuente en los últimos años, aunque no siempre la realidad se ha correspondido con la expectativa. Se han producido muchos fracasos en el juego de la especulación con jóvenes de enorme proyección. No obstante, no es la tendencia general. Hay que destacar que la adaptación nunca es fácil para un futbolista que, en sus primeros pasos como profesional, emigra a otro país, otra liga y a un club de gran envergadura. Existen varios ejemplos: Daniel Podence, Renato Sanches, Pedro Neto, João Cancelo o Bernardo Silva.

Nos centramos en otro modelo y, para ello, nos situamos en Alemania, concretamente en Frankfurt. El Eintracht -con permiso del Wolfsburg- ha encarecido el acceso a la Champions y se encuentra en cuarta posición (42 puntos), tres puntos por encima del Borussia Dortmund. El conjunto de Adi Hütter cuenta con un auténtico goleador, un ariete portugués formado en el Oporto. Él es André Silva. El complemento estrella para «Die Adler» y socio ideal para Kostić, Younes y Kamada.

Quizá les suene de su paso por el Sevilla; aunque, principalmente, de su estancia en el Milan. Y si no, les resumo su trayectoria. André Silva recaló en el cuadro ‘rossonero’ con una importante expectación y cartel tras explotar en Portugal con 21 años. Incluso, en varias ocasiones, Cristiano Ronaldo ha expresado fuerte esperanza en el delantero. Esta circunstancia ha aumentado sus exigencias.


«Portugal estará en buenas manos cuando me retire porque el equipo ya ha encontrado a un gran delantero: André Silva«

Cristiano Ronaldo sobre André Silva en 2017


La adaptación -a la que hacía referencia anteriormente- no fue tarea sencilla para el luso. Además, el contexto de aquel Milan desesperado por regresar a la élite no le benefició. Dos goles en la Serie A y seis en Europa League no pudieron evitar que en la capital de la moda se agotara la paciencia.

La temporada siguiente (2018/2019) llegó su primera cesión: al Sevilla. Un comienzo extraordinario con siete goles en siete jornadas parecían devolver la creencia sobre su potencial. Sin embargo, la inquietud retornaba con un único tanto en toda la segunda vuelta. Una lesión extraña lo dejó apartado del equipo durante más de dos meses. André Silva presentaba muchas virtudes y registros, pero pecaba de irregular. A su vuelta a Milán, André Silva sabía que su destino estaba fuera de Italia. Los ‘rossoneros’ se reforzaron con otro talento emergente: Rafael Leão, compatriota suyo. El 2 de septiembre de 2019 se produjo un intercambio de cromos con el Eintracht en calidad de cesión: Rebić por André Silva.

En Alemania ha encontrado su sitio. Sus números como cedido convencieron en el Commerzbank-Arena, que oficializaron su compra por 3M €: 12 goles y tres asistencias en 25 jornadas, en la Bundesliga; dos goles y una asistencia en 9 partidos de Europa League. Ahora, en la presente temporada, no para de hacer goles. André Silva sólo necesitaba la confianza que Huttër ha depositado en él. El técnico austriaco ha logrado exprimir sus capacidades como máxima referencia en un sistema 1-3-4-2-1. Las estadísticas hasta ahora son bestiales: 21 goles y cinco asistencias en 24 jornadas.

André Silva es un punta que destaca principalmente por su olfato goleador. Muy astuto; demuestra una magnífica inteligencia en el posicionamiento dentro del área. Asimismo, la potencia es otra de sus mejores facultades y, a pesar de no ser técnico, no rehúsa a encarar al defensor. Ha fabricado casi la mitad de los tantos del Eintracht y se ha erigido como pieza fundamental. Si nada lo impide, será uno de los jugadores a seguir en la Eurocopa de este verano.

Ni la incorporación de Luka Jović, relegado al banquillo, intimidó al único perseguidor serio de Robert Lewandowski en la carrera por la Bota de Oro. Es más, ha supuesto un extra de motivación para el ‘crack’ de 25 años. El rendimiento del Eintracht y André Silva es sobresaliente y el objetivo está claro: asegurar una de las cuatro primeras plazas.

El futuro de André Silva es una incógnita, puesto que pretendientes no le faltan. Manchester United, Atlético de Madrid y, a este ritmo goleador, cualquier equipo mostrará interés por sus prestaciones. El luso lo tiene claro: la Eurocopa con Portugal y competición europea el próximo curso. En Frankfurt ya saben que André Silva cotiza al alza.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí