Se acerca el final de la temporada 2001-2002 y el Bayer Leverkusen es uno de los mejores equipos de Europa. De hecho, mantiene sus opciones de ganar la triple corona (Bundesliga, Copa y Champions League).

Cuando se encuentra en primera posición con cinco puntos de diferencia a falta de tres jornadas para el final, el equipo se cae. El equipo dirigido por Klaus Toppmöller pierde ante el Werder Bremen y el Núremberg y pierde la Bundesliga contra un Borussia Dortmund que terminará con 70 puntos por los 69 del conjunto de la aspirina.

Unos días después, es remontado en la final de Pokal ante el Schalke 04 y, por último, Zinedine Zidane los sentencia en la final de la Champions con una volea que pasa a la historia del fútbol.

El 2002 podía terminar con el triplete y acaba la temporada en blanco, apareciendo el mote: era el Bayer ‘Neverkusen’.

Pues ese equipo ha muerto. No se podrá hablar más de ese ‘Neverkusen’ porque Xabi Alonso ha sido el profeta de una afición y les ha llevado a la Tierra Prometida: su primera Bundesliga.

Este domingo, el Bayer Leverkusen tiene todas las papeletas de vencer a un Werder Bremen que fue clave en que perdiese el título liguero en el 2002, pero que no podrá separar a Xabi Alonso de su primer gran título como entrenador.

Su afición se había quedado cinco veces a las puertas del título liguero con cinco subcampeonatos y sólo había disfrutado de una copa de la UEFA en la temporada 1987-1988 (ganándole en la final al Espanyol) y una Pokal en la campaña 1992-1993.

Con seis jornadas por disputar, ya ha logrado 76 puntos y superado, con cierta diferencia, la puntuación con la que el Bayern logró el título el año pasado (71 puntos), demostrando que su primer título en más de 30 años no es un demérito del equipo de Múnich, sino un acierto del Leverkusen.

En la Pokal, se encuentran en la final ante un Kaiserslautern que se encuentra en los puestos de descenso a la tercera categoría alemana y para la que ya es suficientemente meritoria la clasificación hasta la final

En la Europa League, sometieron en la ida al West Ham y, en semifinales, esperará al ganador de la eliminatoria italiana entre Milan y Roma.

Xabi Alonso ha demostrado su valía como entrenador y, pese a que equipos grandes de Europa como Liverpool y Bayern han tratado de convencerlo para llegar la temporada que viene, ha decidido apostar por continuar la próxima temporada y tratar de darle continuidad a un bloque que tratará de volver a aspirar a todo.

Tal es la gesta del Bayer Leverkusen que se encuentra con la segunda racha más larga de la historia de las cinco grandes ligas europeas en cuanto a partidos invictos de forma consecutiva (42 frente a las 43 de la Juventus de Turín de Antonio Conte).

Todos los jugadores del equipo han aumentado su rendimiento respecto al pasado: Wirtz ha vuelto de una rotura de cruzado como si nada hubiese pasado y ha demostrado ser un talento de nivel mundial y un atacante llamado a dominar Europa durante la próxima década; Boniface ha explotado esta temporada y hasta ha conseguido marcar antes que los sustitutos que ficharon tras su grave lesión.

Por otro lado, Hoffman ha sido clave en momentos decisivos de la temporada; Frimpong ha hecho unos números tremendos que, probablemente, sean irrepetibles para un jugador como el holandés; Grimaldo ha sido el mejor ‘carrilero’ de toda Europa y su golpeo ha sido determinante, y Palacios y Xhaka han sido el motor en el centro del campo del equipo.

Y lo más llamativo es que la no salida de Xabi Alonso este verano deja entrever que el proyecto es más fuerte que nunca y que no habrá muchas salidas en este mercado de fichajes

Que se prepare la Champions League porque a este Bayer Leverkusen la Europa League (en la que tienen medio pie en semis) se le queda pequeña y lo único que queda de ese ‘Neverkusen’ es la posibilidad de hacer el triplete.

Imagen principal: @bayer04fussball.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí