Es una obviedad que la relación entre el Atlético y João Félix está muerta y lo mejor es que separen sus caminos, pero la situación es muy complicada.

El delantero portugués ha declarado su amor al Barça con unas declaraciones en exclusiva a Fabrizio Romano, una eminencia en el mercado de fichajes, y se ha encerrado en su postura: o aterrizar en la ciudad condal o quedarse en el Atlético. Una estrategia probablemente trazada por Jorge Mendes, escogiendo a dedo a Romano y buscando un pase al FC Barcelona, donde se juega un estilo que beneficia al jugador y cuyo presidente ya intentó fichar a João en varias ocasiones.

El encaje de Félix en el esquema de Xavi Hernández se antoja complicado. Es cierto que es un jugador con último pase, algo que la secretaría técnica blaugrana está buscando en el mercado, pero no es un mediapunta, sino un delantero. Otra opción es colocar a João en la banda izquierda, jugando de pseudoextremo al estilo Grealish en el Manchester City, pero el Barça está apostando por colocar cuatro centrocampistas y dejar el carril zurdo para el velocísimo Alejandro Balde.

En resumen, para encajar al futbolista del Atlético, habría que trastocar un esquema que ha traído muy buenos resultados a los culés, sin tener la seguridad de que funcione con la inclusión del exjugador del Benfica.

Por otra parte, el aspecto económico es el gran escollo de la operación. Se debe partir de la base de que João Félix no es una prioridad para el FC Barcelona: se busca un interior con último pase y él es un delantero. Este posible fichaje no es más que una oportunidad de mercado.

El Atlético hizo una gran inversión en el portugués cuando Griezmann se fue al Barça, lo que hace que la directiva rojiblanca no quiera regalar a su jugador. Por si fuera poco, la actitud del canterano del Benfica hacia su actual club ha sido bastante decepcionante, con feos constantes a la institución y a Simeone.

No es ningún secreto que la situación económica del Barça es bastante peliaguda, por lo que no pueden pagar un traspaso que cumpla las expectativas del Atlético ni los 15 millones brutos que cobra el jugador. Según Fabrizio Romano, el delantero no se mostró muy preocupado por el mal momento financiero del club catalán, por lo que se sobreentiende que acepta reducir su salario, pero los colchoneros no quieren perder mucho dinero y se lo han hecho saber a la directiva culé.

No cabe duda que esta estrategia para que João Félix llegue al Barça está medida al milímetro, pero eso no asegura que termine ocurriendo. De hecho, la operación parece estar enfriándose. No tendría mucho sentido que el Barça se complique la vida con un fichaje no prioritario, pero todo apunta a que la última palabra la tendrá Xavi Hernández. Si sale bien, el delantero portugués se saldrá con la suya pero, si no es así, le espera una temporada muy larga en la que, de momento, no tiene dorsal.

Imagen principal: @ChelseaFC.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí