Actualmente, parece que todo el talento bruto y los equipos ‘molones’ sólo se encuentran en la Premier League, pero no se puede estar más lejos de la realidad.

Para mi gusto, la Serie A es una de las ligas más infravaloradas de Europa, con partidos muy abiertos, con jugadores jóvenes extremadamente talentosos (por los que en unos años la Premier pagará cifras estratosféricas) y rompiendo los estereotipos que podemos tener en nuestra cabeza sobre el fútbol defensivo. Muchos siguen mentalmente en los 90’s.

Uno de esos equipos que brilla por su apuesta del talento joven es el recién ascendido Frosinone. Un equipo totalmente renovado, tanto en el campo (un equipo nuevo y basado en cesiones de jugadores jóvenes) como en el banquillo: Di Francesco sustituyó al héroe del Mundial 2006, Fabio Grosso.

En medio de toda esa revolución, surgió un nombre que está siendo la mayor irrupción de este inicio de Serie A: Matías Soulé (2003). La Juventus ya se frota las manos con la posibilidad de que el jugador vuelva la próxima temporada (fichó desde Vélez en la Vecchia Signora en 2020 y este año es la primera temporada que sale cedido).

Con Matías Soulé, hablamos de un talento que ya empieza a generar conflicto entre Italia y Argentina, pues no ha sido convocado con la albiceleste pese a nacer en Mar del Plata y estar acostumbrado a ir con las inferiores (llegó a disputar el Mundial Sub-20). El jugador dispone de noble nacionalidad e Italia estaría muy interesada en incorporarlo a una Azzurra que necesita nuevas estrellas. Y vaya si el zurdo lo es.

Hablamos de un extremo con una zurda de seda, que se acomoda en banda derecha para poder conducir hacia dentro y armar su potente disparo o su último pase. Con 20 años, ya es el líder ofensivo de su equipo con seis goles y una asistencia en sus 11 encuentros esta temporada en la Serie A

Además, Matías Soulé también hace jugar al equipo, y es que hablamos del jugador de las cinco grandes ligas europeas con mayor acierto en los pases al espacio (83,3%), por encima de jugadores que brillan en esto como Griezmann o Musiala.

Es un generador ofensivo que brilla por sus conducciones en el último tercio del campo (en el mejor 5% de Europa) y por su visión de juego, pero también trabaja defensivamente (entre el mejor 10% de los delanteros de Europa en tackles o robos y en el mejor 1% en acciones defensivas que terminan en gol a favor de su equipo).

Pero el Frosinone no se encuentra en mitad de tabla y alejado de la lucha por el descenso sólo por el extremo, sino que la apuesta por traer cedido mucho talento joven de los grandes de Italia le está funcionando.

De la Juventus también llegaron otro argentino, Barrenechea (2001), y un brasileño que llegó desde Santos con un enorme ‘hype’, Kaio Jorge (2002).

El mediocentro argentino tiene una gran calidad técnica que le permite brillar en la elaboración (90% en sus pases en corto), pero también es un pilar defensivo (entre el 8% de mediocentros de Europa que más recupera y en el 10% que más roba mediante tackles), siendo también una de las grandes apuestas de los de Turín para el futuro y otra de las sorpresas del Frosinone esta temporada.

En defensa, también está brillando otro cedido como Caleb Okoli (2001), que llegó desde la Atalanta. El italiano, que también dispone de nacionalidad nigeriana, brilla por su superioridad física que le lleva a ganar la mayoría de sus duelos aéreos (en el mejor 12% de los centrales de Europa en esta categoría).

Okoli tiene justo detrás a Turati (2001), buen portero que, según las métricas avanzadas, debería haber recibido dos goles más en contra, y que se hizo viral por unas imágenes en las que se le reconoce sin camiseta con los ultras interistas en la final de la Coppa frente a la Roma.

El guardameta llegó a admitir que casi deja el fútbol cuando lo echaron de la cantera del Inter y que su sueño es ser capitán del equipo. Casualidades de la vida, recibió uno de los mejores goles del inicio de la temporada en su visita al Giuseppe Meazza.

Otra de las grandes perlas que debemos tener bajo el radar es un alemán cedido por el Bayern, igual os suena: Arijon Ibrahimović (2007). No es familiar del sueco, pero el delantero está dejando buenas sensaciones en este inicio y los italianos ya están buscando la forma de hacerse con la propiedad del jugador, algo que parece difícil, pues es una de las grandes promesas del equipo dirigido por Tuchel.

El alemán tiene un don para el gol: anotó 13 goles en 11 partidos con el filial del Bayern de Múnich y actualmente lleva un ratio de un gol generado cada 91 minutos (dos goles y una asistencia en, únicamente, tres encuentros como titular).

Están funcionando tan bien los jóvenes en Frosinone que hasta poco a poco va apareciendo un jugador que parecía defenestrado por el fútbol europeo: Reinier (2002). El brasileño cedido por el Real Madrid va cogiendo minutos y dejando buenas sensaciones. Quizás sin esas altas expectativas que generó tras su llegada del Flamengo pueda ir evolucionando como futbolista.

Anotad estos nombres, sobre todo los de Matías Soulé y Barrenechea, y tratad de ver lo máximo posible al Frosinone, porque estos jugadores no estarán en el equipo italiano el año que viene, pero sí parece que vamos a disfrutarlos en el alto nivel europeo por muchos años.

Imagen principal: @Frosinone1928.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí