Pues al parecer, sí que había follón en las oficinas de Balaídos. Tras la llegada de un entrenador contrastado como Rafa Benítez, el Celta oficializó este martes la incorporación de Jonathan Bamba. Es el tercer fichaje de esta temporada tras los de Manu Sánchez (dentro de la operación de Javi Galán) y Carles Pérez, que regresa al club tras estar cedido el último año.

El extremo costamarfileño, de nacimiento francés, de 27 años llega libre a la disciplina olívica tras cinco temporadas a gran nivel en el Lille. Firma hasta 2026 y está llamado a ser una de las piezas claves del Celta en esta temporada tan ilusionante como es la del centenario del club.

Así, el cuadro gallego incorpora a un futbolista por encima de sus posibilidades económicas (20 millones de valor en Transfermarket) y que era deseado por grandes conjuntos del continente europeo.

El principal valedor del fichaje y gran artífice de la negociación ha sido Luis Campos, que ya lo firmó en su estancia en Lille procedente del Saint-Étienne. Esto demuestra la inmejorable posición del portugués para firmar jugadores o técnicos de renombre que, en otras ocasiones, no querrían arribar en Vigo.

Un jugador con desborde y gol:

El fichaje de Bamba eleva las prestaciones ofensivas del Celta de Vigo. Un jugador con desborde, que puede ocupar ambas bandas y con gol. En sus cinco temporadas en el equipo del norte de Francia, Bamba disputó 200 partidos en los que sumó 29 goles y 35 asistencias.

Esta última temporada, el extremo anotó seis goles y repartió siete asistencias que ayudaron al Lille a clasificarse para la Conference League. Su mejor temporada fue la 2018/2019 de la mano de Galtier, en la que alcanzó los 13 goles que permitieron al Lille ser subcampeón de Francia. Por otro lado, abandona la disciplina de los ‘Dogos’ con una Ligue 1 en la 2020/2021 y una Supercopa de Francia la temporada posterior.

¿Y qué puede ofrecer Bamba al Celta? El internacional por Costa de Marfil demuestra una polivalencia que le permite actuar en cualquier puesto del ataque. A pesar de ello, su posición favorita es la de extremo zurdo, que parte desde fuera hacia dentro.

Donde destaca Bamba es el ámbito de la finalización, puesto que tiene capacidad para acabar jugadas, sea mediante disparo o pase clave. También demuestra una gran capacidad de movimiento sin balón para amenazar el área contraria desde segunda línea.

Otro de sus puntos fuertes es la explosividad y el dribiling. En el uno contra uno, Bamba es imprevisible, ya que no tiene problemas en buscar línea de fondo, a pesar de su naturaleza de diestro. Desde la banda, es capaz de conectar paredes con los compañeros para avanzar en diagonal hacia la portería. Un perfil que se adapta bien a las características de jugadores como Iago Aspas, Gabri Veiga o Larsen.

En definitiva, se trata de un perfil que se adapta a la perfección a lo que pide Benítez para la posición de jugador de banda y que, se presupone, tiene la capacidad para sumar cifras, tanto en el apartado goleador como asistente. Un refuerzo de lujo para el Celta, que ya se prepara para bailar ‘La Bamba’ en Balaídos con Oliveira dos Cen Anos de fondo.

Imagen principal: @losclive.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí