El Athletic Club de Valverde está situado como 5º clasificado, sin hacer mucho ruido. Los leones son uno de los equipos más serios de esta liga, y tienen la oportunidad de consolidarse como candidatos a dicha plaza en este exigente mes, antes del parón de Navidad.

Tras alcanzar el primer tercio del campeonato, el Athletic Club se encuentra a seis puntos del octavo clasificado, la UD Las Palmas de García Pimienta. Sin embargo, no es la tabla lo que invita al optimismo en mayor medida para los aficionados del Athletic Club, sino las buenas sensaciones y la recuperación de la capacidad anotadora que se ha conseguido en este notable inicio de campaña.

Dicha virtud realizadora se debe al buen nivel que está dejando el tridente ofensivo formado por los hermanos Williams y Guruzeta, que suma 12 goles en 13 jornadas.

Si a esto se le suma el respaldo de Oihan Sancet, que ha aportado otros tres tantos y dos asistencias, se queda, sin duda, en uno de los mejores y fiables ataques de lo que llevamos de temporada.

La velocidad, el desborde y el último pase que aporta Nico Williams, el máximo asistente de LaLiga (cinco asistencias), cuya renovación en duda hace temblar a San Mamés. El trabajo y la reconciliación con el gol que ha encontrado Iñaki Williams tras afianzarse en esa banda derecha, donde se ha demostrado que rinde mucho mejor, lejos de ser la referencia.

Una referencia que ocupa Gorka Guruzeta, con una alta capacidad rematadora y para fijar centrales, que ofrece más libertad y recorrido a Oihan Sancet, dueño de las llegadas desde segunda línea y también del último pase.

En la medular, Ruiz de Galarreta ha conseguido asentarse en esa posición del ‘8’ y adaptarse de lo lindo en estos últimos partidos a lo que exige el equipo. Imprime un ritmo mayor a la circulación, buen desplazamiento en largo y libera a Vesga a la hora de crear. Un Vesga que ejerce como brújula y aporta el equilibrio.

En defensa, De Marcos ha recuperado su mejor versión y Vivian se ha consolidado como central inamovible de garantías para Valverde. Las dos posiciones de campo restantes son las que quizá generan algo de duda hasta ahora. Con las lesiones de Yuri y Yeray, Aitor Paredes poco a poco se va afianzando en la pareja de centrales, y el costado zurdo quizá sea el eslabón más débil del equipo.

En resumen, con las principales piezas analizadas y en orden, el Athletic Club entra en un mes decisivo para afianzarse en esos puestos europeos. Unos escalones en los que no se asientan desde la temporada 2017. No obstante, desde la llegada de Valverde, el equipo ha sido octavo, quedándose a las puertas. ¿Será este el año en el que los leones vuelvan a rugir en Europa?

De momento, están rugiendo, sin hacer mucho ruido, y su siguiente visita es a Montilivi para enfrentarse al Girona, quizá el rival más en forma y fuerte que hay en la selva.

Imagen principal: Edit Marta Calle.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí