A pesar del terrible comienzo de liga que los situó en puestos de descenso tras encadenar nueve partidos sin ganar, el Bournemouth de Andoni Iraola ha conseguido levantar el vuelo y salir de la zona roja gracias a dos victorias de mucho mérito contra Burnley y Newcastle.

Esta temporada parecía prometedora para los aficionados ‘Cherries’. La llegada de Andoni Iraola como técnico del primer equipo llenó de ilusiones y sueños el Vitality Stadium, ya que el vasco venía de una exitosa carrera tanto en el Mirandés como en su última aventura en el Rayo Vallecano.

Un cambio de mentalidad del AFC Bournemouth:

Iraola trajo consigo a su cuerpo técnico y juntos idearon un proyecto de futuro basado en formar una plantilla joven y competitiva. Además, cambiaron el estilo de juego del equipo por completo.  

El español, desde el primer momento de su llegada, ha intentado transmitir a sus jugadores el brío y valentía que siempre ha caracterizado a sus equipos

Su juego se basa en un movimiento de abajo hacia arriba por oleadas, manteniendo un nivel ofensivo alto, intentando tener el balón en posesión en área contraria

Esta visión de juego del AFC Bournemouth es muy diferente al que tenía antes el conjunto inglés en Primera División, el cual se fundamentaba principalmente en conseguir un muro defensivo infranqueable y aprovechar las pocas ocasiones que contaban por partido para convertirlas en gol, la mayoría de ellas a balón parado y, de esta manera, rascar algún punto.

Un inicio turbulento con un final esperanzador:

Sin embargo, todos estos cambios no surtieron efecto a principios de temporada. El periodo de adaptación del técnico guipuzcoano a la liga inglesa le salió caro. Es más, perdió seis y empató tres de sus nueve primeros partidos ligueros.  

Una circunstancia muy crítica que puso en el punto de mira al entrenador español. Aunque los directivos y los futbolistas depositaron mucha confianza en él, la situación del equipo era insostenible y el vasco estaba completamente contra las cuerdas. 

Fue en ese momento cuando Iraola sacó a relucir todo el potencial de sus jugadores y al final consiguieron la tan esperada primera victoria hace tres jornadas, concretamente contra un rival directo como el Burnley. 

Recientemente en la última jornada consiguieron derrotar a un conjunto muy potente esta campaña como el Newcastle, por un contundente 2-0 que hubiera sido más abultado si el portero rival, Nick Pope, no hubiera tenido tan gran acierto a la hora de parar los tiros de los jugadores ‘Cherries’.

Todavía queda mucha liga por jugarse, pero el proyecto de Iraola parece estar despegando en las últimas jornadas. Semenyo, Kluivert o Solanke, recuerden todos estos nombres, ya que, en las próximas temporadas, serán jugadores muy conocidos, tanto en Bournemouth como en el resto de Inglaterra. 

Iraola ha llegado para quedarse y, aunque esta primera temporada luchen por mantenerse en Premier League, el proyecto espera obtener grandes resultados en el futuro

Imagen principal: @AFCBournemouth.


En ELXIIDEAL tenemos una amplia oferta para insertar la publicidad de tu negocio en nuestra web y redes sociales.

3 COMENTARIOS

  1. Es que con el Rayo Vallecano lo hizo bien para ser su primer equipo como entrenador, yo creo que es bueno, pero ahora con este equipo la verdad que ha tenido muy mala suerte en el comienzo. Supongo que tendría que hacerse también a los jugadores, y ellos a él. Además que la liga inglesa también es algo más complicada, está más reñida…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí