El Madrid regresaba tras el parón de selecciones con la mente puesta en el estreno en la Champions League y, sobre todo, en el Clásico del próximo sábado. En cambio, hoy tenía enfrente al Cádiz, y los errores y la falta de concentración frente al conjunto de Álvaro Cervera se pagan caros.

Si algo caracterizó el inicio de partido del Real Madrid fue la falta de tensión: estáticos en ataque, lentos en el repliegue y sin actitud. Sin embargo, el Cádiz si salió enchufado desde el minuto uno y generó todo el peligro del primer acto.

En en el 2′, Sergio Ramos tuvo que sacar un balón bajo palos, y en 15 minutos los de Cervera, comandados por Negredo y el ‘Choco’ Lozano, habían avisado hasta en cuatro ocasiones. Pero en el campo ni una sola palabra, las caras del vigente campeón lo decían todo: cero intensidad. El Madrid jugó con fuego hasta quemarse, porque en el 17′ Lozano logró batir a Courtois tras una gran asistencia de Negredo.

El despliegue, tanto físico como táctico, de los de Cervera fue impecable y las ocasiones siguieron fluyendo. Sin duda alguna, la nota positiva del Madrid en la primera mitad fue llegar al descanso con 0-1 en el marcador.

Cambio de cromos sin resultado

No es Zidane un técnico caracterizado por realizar numerosos cambios, pero la ocasión lo requería. Tras volver de vestuarios se quedaron en la grada Isco, Sergio Ramos (tocado tras un lance con Lozano), Lucas Vázquez y Modrić; entraron Valverde, Éder Militão, Marco Asensio y Casemiro.

Los minutos pasaban y el gol no llegaba. El Cádiz cerró bien los espacios y el Madrid chocaba una y otra vez contra el muro gaditano. Comenzaron las prisas en el Alfredo di Stéfano. Si en la primera parte los de Zidane no jugaron a nada, en esta segunda volcaron la ofensiva en los centros laterales. No obstante, si que hubo un jugador que parecía dar cordura al juego: Karim Benzema. El francés salió de su zona de confort y creó serias sensaciones de peligro, aunque la reacción llegó tarde. Merecida y triste derrota del Madrid a una semana del Clásico.

Impecable e histórico Cádiz CF

Es difícil destacar a un jugador del Cádiz por encima del resto. Los de Cervera han dado una clase magistral como bloque. A pesar del asedio final del Madrid, se mostraron muy cómodos en defensa y nunca perdieron la tensión del encuentro. Arriba, Negredo y Lozano ganaron la inmensa mayoría de los duelos, y la pareja Jønsson-José Mari neutralizó la medular blanca. Los amarillos han logrado una tarea complicada: además de proyectar una imagen muy pobre del Madrid, han mantenido la portería a cero. El Cádiz suma tres puntos históricos y la armonía y el trabajo de este equipo tienen mucho de lo que hablar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here