El Inter de Milán certificó su pase a la final arrollando a un Shakhtar que, contrario a las expectativas, firmó un decepcionante encuentro. Más allá del resultado (5-0), el partido nos permitió disfrutar de las actuaciones de Marcos Antonio (20 años, Brasil) y Nicolò Barella (23 años, Italia), entre otros. A continuación señalamos algunas claves tácticas y destacamos a los mejores jugadores.

El equipo ucraniano, a diferencia del Bayer Leverkusen, decidió no presionar arriba al Inter, sabedores del peligro que Lukaku y Lautaro generan en la espalda de la defensa al recibir envíos en largo. En cambio, esperaron en campo propio donde, tras recuperar la posesión, activaban su mecanismo de creación.

Este mecanismo tenía su inicio en Stepanenko, mediocentro ucraniano que se incrustaba entre los centrales para dar una salida limpia del balón. Más adelante, eran Alan Patrick y Marcos Antonio quienes circulaban el esférico aprovechándose de su alta movilidad. Además, Taison y Marlos realizaban diagonales hacia zonas interiores para dar opciones de pase.

Hay que destacar, en fase ofensiva, la labor de Marcos Antonio. Su dinamismo y ligereza con la pelota le permitieron aparecer en diferentes lugares del campo, siempre bien posicionado para recibir y dar toques rápidos a sus compañeros. Demostró poseer buena técnica y visión de juego. Es un jugador a tener en cuenta.

El Inter se vio dominado en los primeros veinte minutos, pero un fallo en la entrega de Pyatov ofreció a Barella la posibilidad de conectar un excelente centro a la cabeza de Lautaro, que anotó el primer gol. A partir de aquí, los muchachos de Conte basaron su juego en mantener un bloque bajo inexpugnable y ejecutar contras.

El buen desempeño defensivo de la escuadra italiana se personificó en De Vrij y, sobre todo, Barella. El joven centrocampista recuperó numerosas veces la posesión e inició varias jugadas de peligro. Fue capaz de brillar tanto en labores defensivas como ofensivas, lo cual habla muy bien de su polivalencia. Es el tipo de interior que a Antonio Conte le gusta tener en su plantilla.

Lautaro Martínez (22 años, Argentina) firmó también un estupendo encuentro, con dos goles marcados y una asistencia. Sin embargo, no se trata sólo de números. ‘El Toro’ destaca por su buen hacer sin balón: sacrificio en la presión, desmarques y buen posicionamiento general. Con la pelota en los pies, demuestra una excelente técnica de remate y también es capaz de asistir a su socio en ataque, Lukaku. Es un futbolista reconocido en Europa y relacionado de forma insistente con el FC Barcelona.

Los puntos importantes del partido nos dejan entrever que el Sevilla se enfrentará a un duro rival en la final: bloque bajo muy trabajado y difícil de penetrar; capacidad de jugar balones largos con Lukaku y Lautaro; buena salida de balón y calidad de sobra para generar peligro en el área hispalense. Veremos si ambos conjuntos están a la altura de su propio nivel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here